Cuidar a quién cuida

Abril 2021

Cuidar, atender, acompañar, tratar…..todas las profesiones que conllevan un trato individual y cercano donde el trabajo se basa en la relación con el otro pueden conllevar un desgaste emocional y físico, lo que también se conoce como “burn out”.

En todos los trabajos que implican atención directa a las personas se crea una relación estrecha, que puede ser breve hasta de años, dependiendo del ámbito. Cuando el cotidiano laboral es atender al otr@ puede ser que tengamos que sostener situaciones complicadas y hasta violentas, que tengamos que lidiar con las proyecciones que las personas pueden hacer hacia nosotr@s y nuestras propias proyecciones sobre ellas, puede ser que tengamos que gestionar las necesidades y el estado energético con que la persona llega a nosotr@s.

Cuando el peso de todo ello nos sobrepasa entramos en lo que se conoce como “burn out” o más coloquialmente como quemarse del trabajo. Esto puede ir de la mano de periodos de ansiedad y estrés que incidirán negativamente en aspectos tan importantes de la salud como el descanso, la alimentación y las relaciones. También se pueden experimentar periodos de fatiga renal, lo que  conlleva a estados casi apáticos, donde el cansancio es tal que no queda demasiada energía que dedicar a las cosas que realmente nos gustan y nos nutren.

La atención a las personas es una de las áreas más transversales a nivel laboral : el sector educativo y social, el sector sanitario, el ámbito terapéutico, sector ong, cuerpos de seguridad, gente que trabaja con diferentes técnicas energéticas y corporales, facilitador@s de espacios de transformación y un largo etcétera.

Y la difícil situación que llevamos viviendo desde hace un año no ha hecho más que agravarlo: podemos ver como los indices de desgaste laboral, emocional y físico en much@s profesionales están por las nubes.

Estar al servicio de los demás, cuidando, atendiendo, tratando, es un trabajo precioso y muy valioso. Por ello vale la pena cuidar de los que cuidan.

La Casa del Viento puede ser ese espacio de cuidado y reposo para todos aquellos profesionales que se sientan en un momento de dificultad, para ofrecerles herramientas prácticas y efectivas de trabajo profundo y honesto con el cuerpo y la mente.

Si conoces a alguien que se podría beneficiar o si te ha parecido interesante la lectura, te invito a compartirlo en tus redes sociales!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email